La decoración reciclada está de moda y uno de los elementos que más se usan para darle una nueva vida son los cajones de frutas. Estos objetos que, habitualmente son de madera o de plástico, pueden servir perfectamente para crear nuevos muebles que formarán parte de tu hogar. Las puedes encontrar en grandes supermercados o pedirlas a la dependienta de tu frutería habitual, suelen tener grandes cantidades en el almacén.

Muebles pequeños

Una de las maneras de hacer decoración reciclada y aprovechar los cajones de frutas es darles un nuevo aspecto, pintarlas y barnizarlas, y usarlas como muebles pequeños para almacenar cosas. Por ejemplo puedes ponerla en vertical y usarla como pequeño mueble donde poner el teléfono, el módem de Internet, etcétera.

También puedes ponerla en su posición normal y usarla como pequeño mueble de café o un lugar para decorar y poner porta-retratos de fotos. Si quieres, puedes hacer que este mueble sea más práctico añadiendo unas ruedas en la parte inferior del mueble y, así, conseguirás que se mueva por la habitación y que pueda servirte para poner el portátil o como mesa supletoria para los días que tienes que comer rápido.

 

Muebles de gran tamaño

Si te ha gustado la primera opción que te hemos propuesto, seguro que te encantará saber que los cajones de frutas también pueden usarse para hacer muebles más útiles y con más capacidad de almacenamiento.

Para conseguirlo, tan sólo debes unir diferentes cajones con la ayuda de clavos y ponerlas en posición vertical; lo divertido de estos muebles es que podrás confeccionarlos como tú quieras: tanto si quieres que sean simétricos como si quieres crear originales figuras con ellos. También puedes colocarlos directamente en el suelo, ponerle ruedas o colgarlos a la pared.

 

Cajas para almacenar objetos

También puedes aprovechar los cajones de frutas para usarlas como objetos de almacenaje: guardar los platos, las revistas, los juguetes de tus hijos, etcétera. Para que el resultado quede vintage y acorde con la decoración de tu hogar, es recomendable que le des una capa de pintura y de barniz a la caja que conseguirá quitarle la suciedad y que encaje perfectamente con los muebles de tu casa.

 

Lámparas

Otra de las ideas para decorar con cajones de frutas es aprovecharlas y usarlas como originales lámparas de techo. Esto sólo en el caso de que las cajas sean de plástico y, para que el resultado sea contemporáneo estaría bien que fueran de algún color, así le daría un toque urbano y diferente.

Tal y como te mostramos en la imagen, el truco para reutilizar estas cajas sería colgarlas al techo e introducir una bombilla en su interior; el color de las cajas y el diseño que tienen le dará un toque diferente a la iluminación de tu estancia.

 

Maceteros

Si tienes un jardín o una terraza y te gusta llenarla de plantas y flores, nada mejor que aprovechar los viejos cajones de frutas para darles una nueva vida como macetero. Dada la utilidad que le vas a dar es recomendable que las pintes de colores vivos y las barnices para darles un toque final brillante y luminoso. En ellas tan sólo deberás poner la arena y plantar las flores que quieras; si quieres que sean macetas móviles tan sólo tendrás que equiparlas con rueditas.